Esquiando con un bebé

Hay dos maneras de practicar esquí de fondo con un bebé de brazos: te lo puedes poner en una mochila o si ya tiene más de 6 meses puedes sentarlo en un trineo especialmente diseñado para ello (obviamente abrigado adecuadamente en ambos casos)

El caso es que ser papá no significa empezar a echar panza.

pixelstats trackingpixel

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge