Machismo a la mexicana

Si hay algo que siempre me ha sorprendido y que no cuadra con mi visión del mundo es el machismo. Hablando al respecto sobre eso varias amigas mexicanas que viven por acá, me dí cuenta mucho mejor de cuál es el impacto de estas actitudes sobre la vida de las mujeres.

El haber vivido tantos años en una sociedad tan igualitaria como la finlandesa me dió una perspectiva muy diferente de las relaciones entre miembros de diferente sexo que la que tienen muchas personas en México, además de que tuve la fortuna de haber crecido en un hogar con mujeres fuertes, de esas que no se dejan. Hoy por hoy, en mi casa con mi mujer los dos lavamos, los dos cocinamos, los dos atendemos a las visitas y los dos tenemos una carrera (aunque curiosamente, los dos estamos estudiando).

Hablando con un amigo sobre las políticas sociales vigentes en Finlandia, donde además de ausencias de maternidad largas existe una ausencia de paternidad éste me respondió “¿Y tú para qué la querrías? ¡Si la que iría a parir es ella!”. En eso obviamente estamos totalmente de acuerdo, pero si uno también ayuda a hacer al niño también tiene que ayudar a cuidarlo. Tuve la fortuna de crecer en un hogar en el que tanto mi madre como mi padre se ocupaban de mí (en horarios diferentes por cuestiones laborales), y me da pena ver muchas familias en las que el padre de familia se desentiende tanto de las labores de casa y de los hijos. ¿O qué (le diría yo) tú crees que tu esposa no se cansa después de trabajar?

Otra cuestión que ha captado mi atención es que esta actitud no sólo es preponderante entre los hombres, sino que muchas mujeres mexicanas crecen con la idea de que van a ser de una u otra manera menos, de que un buen hombre tiene que ser bastante macho, y de que los roles van a ser tan fijos como eternos. Los casos de mujeres maltratadas son los más extremos, pero esto se manifiesta de múltiples otras maneras, como el típico de que en una salida el hombre es el que tiene que pagar.

Lo bueno es que la sociedad está cambiando. Con más mujeres profesionistas integrándose al mercado laboral (y en algunos, todavía muy contados casos, ganando mejor que los hombres), las demandas del sexo femenino están cambiando, y así también tendrá que cambiar la oferta masculina. O al menos, eso espero.

Y que conste que las feministas extremas también me chocan. Igualdad de géneros sí, extremismo porque sí no.

pixelstats trackingpixel

5 thoughts on “Machismo a la mexicana”

  1. Que buen post Chiva, felicidades!

    Sobre lo que dices del machismo, también se refleja cuando en una pareja, la mujer tiene un empleo bien remunerado ó un puesto de relevancia. Eso si casi ningun hombre en México lo soporta. Y luego si ésta es soltera, nomás nadie se acerca y si lo hacen es solo para tratar de llevarla a la cama: Al fin que se siente muy independiente, no?

    Tal vez por eso no me casé con un mexicano, no me aguantaban el paso! 😉

    Saludos!

  2. Estaba leyendo tu blog y no puedo dejar de comentar que estoy completamente de acuerdo contigo en este post.

    Saludos de un Chiva no-congelado de GDL.

  3. Yo he tratado de pensar las cositas, donde se muestra el machismo… Quizás lo más obvio es el trabajo, y lo que dice Kerubin. Pero, sigo buscando donde está la linea de machismo, y gestos, cultura, dichos y lenguaje que se usa.

    Por exemplo, hay dichos como “alguien se tiene que trabajar”, que he oido a veces los hombres diciendo cuando las mujeres quieren comprar una o otra cosa. También en la lenguaje hay muchas cosas que solo hombres o mujeres usan, por ejemplo, no creo que he oído una mujer diciendo “no mames güey”. O porque todo se tiene que “chingar”? En español tampoco no podemos hablar de nada sin saber si son femininas o masculinos: son siempre amigas y amigos, no tipos o personajes – y si son 100 amigas y solo un amigo, se dice amigos. Por que?

    Es siempre los hombres que tienen que cargar la maleta y abrir la puerta. Claro que es un buen gesto, pero todavía no sé, si es de hacer la mujer de sentir bien, o si es hacer la mujer saber que allí es su lugar: ser una decoracíon para los hombres y nada más.

    A veces me parece, que las mujeres tampoco pueden aceptar el pensamiento que los hombres no sean tan machos y viriles. Pregunto: Podrían amorarse a un hombre que quiere quidar los hijos con sentimientos maternalers, que a veces llora, a quien le gusta ir de compras, que a veces es chipi o histerico, que cocina mejor que tu, que quiere ponerse guapo – hasta usar maquillaje y faldas? Podrían confiar que su hombre cuida bien la casa y los niños y alimenta bien a los hijos? Aunque no sea perfecto todo el tiempo, le podrían confiar?

    Hombres: Podrían querer su pareja, aunque no sea bonita con mucho maquillaje todo el tiempo, aunque trabajaba como ingeniera mecanica, tiene musculos, o si es un CEO de una corporación multinacional, y ganaría mucho más que tú? Podrían tener una mujer como su jefa? Podrían sentirse como una persona feliz, aunque tendrían que hacer más trabajo en la casa, y ser responsable de la educación de los niños, porque su mujer viaja mucho y hace carrera?

    Ya después de unos tequilitos llegamos a que los políticos tampoco hacen naadaa… Si la sociedad no apoya que las hombres y mujeres cuidan sus niños juntos, es bastante difícil para los hombres dejar el trabajo para un año, cuidar sus hijos, y regresar – es que eso no pasa güey, te corren! Qué quiren más, trabajo o familia? Piensalo bien…:-)

    Siempre hay hombres y mujeres, pero quizás si podriamos ver todos primero como personajes, y después de donde son y que sexo son, sería un mundo mejor sin tantos prejuicios. Espero que si las parejas quieren sinceramente todo lo mejor a uno y otro, si pueden hablar y hacer compromisos… *tadadadaaa* ..llegamos a un mejor mundo? 😀 Happy happy joy joy. Quién sabe.

  4. Quisiera comentar sobre esta parte del comentario que me antecede:

    “son siempre amigas y amigos, no tipos o personajes – y si son 100 amigas y solo un amigo, se dice amigos. Por que?”

    Por qué alguna vez en la historia se tuvo que decidir sobre cual iba a ser el genérico y se decidió de esa manera. Si la desición en su momento fue machista es algo que ya no debería tener reelevancia sobretodo si creemos que ya hemos superado este tipo de cuestiones y que somos una sociedad madura.

  5. En respuesta al comentario que me antecede..
    Definitivamente no somos una sociedad madura..

    Pero de cualquier manera.. quisiera señalar que en mi punto de vista no se trata de igualdad sino de equidad.. Como mujer, yo no quiero ser igual a un hombre porque no lo soy.. mi físico es diferente, mis emociones son diferentes y mi manera de percibir el mundo es diferente. Pero ojo! no estoy hablando de ser inferior..! Simplemente de aceptar que emocional y fisicamente la mujer tiene que adquirir un rol en la sociedad, y el hombre otro. Pues si pelearamos por obtener todos el mismo rol.. donde encontrariamos un balance?
    Y no se trata de limitarse a conductas como hombre-proveedor, mujer-proveida.. Ni a fijarse en actitudes como “el hombre que se arregla mucho o la mujer que trabaja y le va muy bien”..

    Ante mis ojos de mujer.. hombres y mujeres son seres pensantes en la misma condición de circunstancias. Creo que una pareja es para compartir y complementarse…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge